REFLEXIÓN SOBRE LA IMAGEN EN RELACIÓN CON LA EDUCACIÓN

Imagen

One thought on “REFLEXIÓN SOBRE LA IMAGEN EN RELACIÓN CON LA EDUCACIÓN

  1. Reflexión sobre la imagen en relación con la educación.
    La experiencia humana es cada vez más visual. La imagen se está apoderando de todos los ámbitos de nuestra sociedad y con ello nos estamos adentrando en una peligrosa espiral de manipulación, distorsión y negocio.
    Black Mirror, miniserie británica que muestra el secuestro de una princesa, es un claro ejemplo sobre la era tecnológica en la que vivimos de pleno en esta sociedad repleta de espejos negros tales como la televisión, los teléfonos móviles y demás tecnología desarrollada en los últimos tiempos. Nuestra vida se desarrolla en una sociedad donde todo puede ser compartido y todo puede ser vigilado.
    Muchas veces nos somos totalmente conscientes del poder y la influencia que puede llegar a ejercer los medios de comunicación en nosotros mismos y en nuestras vidas. Pero lo cierto es que hoy en día, tanto positiva como negativamente, es difícil no estar al tanto de lo que a nuestro alrededor sucede, nos bombardean con información por todos los medios posibles.
    Nos encontramos ante una situación en la que la riqueza visual de la que disponemos y la capacidad que tenemos para hacer buen uso de ella se encuentran muy alejadas. Como consecuencia se nos plantea la necesidad de estudio de la cultura visual. Cultura visual que puede ser entendida como la forma en la que los seres humanos visualizamos todo lo que nos rodea. No obstante, tal y como se nos plantea en el texto de Mirzoeff ¿Qué debemos creer si ver ya no significa creer?. El photoshop, los montajes, y en general la gran velocidad con la que la imagen acompañado de las nuevas tecnologías ha evolucionado han hecho que debamos dudar de todo lo que se nos enseña. Actualmente se nos convence más con la imagen que con el propio objeto pero debemos de ser conscientes de que ¿es siempre está imagen real?. En la mayoría de los casos no lo es. Nos están invadiendo de unas imágenes con fines manipulativos, imágenes que incluso están llegando a sustituir nuestros pensamientos, como citaba Georges Duhamel: “ya no puedo pensar lo que quiero pensar, mis propios pensamientos son sustituidos por las imágenes en movimiento”. Por lo que podemos decir que no vivimos con la cultura visual, sino que estamos inmersos en ella.
    Así pues, podemos decir que se nos ha impuesto adoración a la imagen, estamos “programados”, por decirlo de alguna manera, para creer lo que nos muestran en la televisión, ella es quien otorga credibilidad, quien afirma o desmiente, quien dice lo que está bien y lo que está mal, todo está calculado al milímetro para dar vida al llamado espectáculo mediático.
    Aún así, para juzgar hay que conocer sobre lo que concierne y no es del todo correcto creer que sólo los libros ayudan a culturizarnos y que las nuevas tecnologías lo único que hacen es manipular a las personas y la información. Estamos aquí ante la capacidad individual del saber utilizar adecuadamente lo que la sociedad nos aporta.
    Por otro lado, puede resultar lógico que nuestro cerebro prefiera recibir información de la televisión, ordenadores, fotografías…, a tener que leer un libro de 300 páginas. Ante esta situación el docente se encuentra en controversia, ya que el ámbito escolar en su mayoría está fundamentado en leer libros o mirarlos para aprender. Ante esta circunstancia, debemos abrirnos a la entrada de las nuevas tecnologías en el centro escolar como andamiaje al alumnado para seguir aprendiendo y de esta formar avanzar con la sociedad visual que nos rodea no quedándonos obsoletos. Cabe destacar aquí, que no por ello consideramos que todo deba de volverse visual. Debemos apostar por la innovación y el cambio pero sin llegar a permitir que tal y como señala Colussi, y ya casi está ocurriendo, la imagen sustituya completamente al texto escrito. Esto es debido a la diferencia radical que existe entre lo visual y lo escrito, pues el idioma restringe, mientras que los visual es directo, de ahí la expresión “una imagen vale más que mil palabras” pues no podemos explicar con un idioma que restringe, algo que queda explicado simplemente con el acto de mirar.

    En definitiva, no todo lo que nos aporta las nuevas tecnologías y la cultura visual en la que estamos inmersos es negativo, todo lo contrario, puesto que el problema no estriba tanto en el instrumento en si mismo sino en la aplicación que se hace de él. La imagen no debe servirnos sino para ayudarnos a comunicarnos y a desarrollarnos como personas, para ello como docentes debemos abogar por el análisis y la valoración de cada individuo ante ellas, para que no se dejen manipular, sean capaces de crear su propia opinión e interpreten correctamente lo que ven. Debemos transmitirle a nuestro alumnado: “ver no es creer, sino interpretar”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s