MODELO DE EDUCACIÓN

One thought on “MODELO DE EDUCACIÓN

  1. Planteamiento.

    El modelo de enseñanza/aprendizaje del cual partimos se basa en teorías cognitivas tales como las de Piaget, Vygotsky, Ausubel o Bruner. El eje común de estas teorías, y una de las aportaciones más importantes para la educación, es que hacen hincapié en la construcción activa del conocimiento por parte del individuo, y gracias a este posicionamiento, es cuando damos nombre a nuestro modelo de enseñanza; constructivismo.
    Es importante decir que no creemos que haya una forma de enseñar que pueda ser “la mejor”, sino que nos inclinamos por la concepción de que una enseñanza de calidad es la que se hace a partir de una variedad de modelos, siendo la correcta elección para el uso de uno u otro acorde con las necesidades del alumnado. Por ello este modelo que hemos elaborado pretende recoger los aspectos más positivos de otros estudiados, como la importancia de contar con la estructura de la disciplina, o para que esto no sea motivo de equivocación diremos compromiso, o la insistencia en que el aprendizaje se consigue al descubrir por uno mismo el concepto, o proceso.

    ¿Para qué enseñar y qué enseñar?

    Tenemos claro que nuestra intención al querer ser maestros de educación primaria es que nos apasiona la idea de poder aportar cimientos bases en el proceso educativo de un/una niño/a, por eso creemos que al alumnado hay que enseñárselo todo. A parte de una serie de contenidos, tienen que aprender a valerse por sí mismos, a cuidarse, a entender el mundo, a desenvolverse en él, a aceptar normas establecidas y a transgredirlas cuando convenga hacerlo, siempre que sea para una mejora de bien social, a ser miembros activos y responsable en la sociedad, a ser críticos, creativos, felices, expresivos y un sinfín de adjetivos que caracterizan al llamado ser libre. Eso es lo que queremos con nuestro alumnado, que sean seres libres.
    Para conseguirlo, no hay un manual ideal que nos indique las pautas a seguir en cada caso, la experiencia del alumnado es lo que le hace aprender y lo que haya que hacer con él o ella se vive y se improvisa según los criterios del maestro, pero por supuesto que hay normas, obligaciones y valores, que estén establecidos por la sociedad y cultura en la que nos encontremos, que debemos inculcar. Acorde con esto último, queremos recalcar que cuando hemos mencionado que queremos educar al alumnado a ser sujetos críticos, es que tengan presente aquella sentencia de Krishnamurti “ No es signo de buena salud el estar adaptado a una sociedad profundamente enferma”.

    ¿Cómo enseñar?

    Este apartado hace referencia a la metodología que seguirían las clases según este modelo, y lo más importante, el papel del maestro y el del alumnado. 5
    Para la enseñanza de cualquier materia, lo primero que tenemos que tener en cuenta es lo dicho por Ausubel (1983:70): “ Si tuviese que reducir toda la Psicología educativa a un solo principio, enunciaría este: El factor más importante que influye en el aprendizaje es lo que el alumno ya sabe. Averígüese esto y enséñese consecuentemente”.
    Partiendo de este principio, construiremos lo demás. Podemos decir que la ciencia es dinámica, cada científico es una pieza de una cadena interminable en la que juntos construyen el conocimiento, eso mismo queremos con los alumnos de primaria. No obstante tenemos que tener claro que nos encontramos con alumnos/as muy diversos, y resulta imposible trabajar con ellos de manera única. De ahí la importancia de saber sus ideas previas, para así poder ofrecerles una enseñanza personalizada.
    Una vez que sepamos sus concepciones sobre el contenido que queramos tratar, utilizando diferentes recursos para obtenerlas como el cuestionario o la entrevista, trabajaremos ese contenido partiendo de interrogantes, que irán resolviendo mediante la investigación, estando este enunciado y su resolución conectado con la experiencia del alumnado.
    Ya hemos mencionado que el papel del alumno es elaborar su propio conocimiento, siendo él el protagonista activo de su aprendizaje, entonces, ¿cuál es el del profesor?, creemos firmemente que el maestro constituye una guía para sus alumnos, participando como ayuda para que el alumnado se apropie del conocimiento y sea capaz de regular él mismo los diferentes procesos que intervienen en el camino del aprendizaje.
    Para dar lugar a un buen clima durante este proceso de enseñanza/aprendizaje destacamos la importancia de la actitud favorable del alumno, es decir, creemos que ha de tener intención en ayudar él también en la elaboración del contenido, dependiendo todo ello obviamente, de su motivación para aprender y de la habilidad del profesor para despertar e incrementar esta motivación. Para que esto último mencionado se dé es necesaria una metodología de clase basada en la interacción del maestro con los alumnos, pero no solo de estos dos sujetos, sino también de los alumnos con los alumnos, de la comunicación con las familias, en definitiva, de toda la comunidad educativa.

    ¿Cómo evaluar lo que enseñamos?.

    Creemos que la evaluación de los procesos de enseñanza-aprendizaje ha de ser continua y global, constituyendo un instrumento para la mejora de todo el proceso educativo. Además nos parece muy importante que sea individualizada, para adaptar la estrategias a las características del alumnado o constatar su progreso.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s